ASTRONAÚTICA (Inicio)

Proyecto Mercury
Programa Géminis
Programa Apolo
Enterprise
Columbia
Challenger
Atlantis
   Atlantis I
   Atlantis II
   Atlantis III
   Atlantis IV
   Atlantis V
   Atlantis VI
   Atlantis VII
   Atlantis VIII
   Atlantis IX
   Atlantis X
   Atlantis XI
   Atlantis XII
   Atlantis XIII
   Atlantis XIV
   Atlantis XV
   Atlantis XVI
   Atlantis XVII
   Atlantis XVIII
   Atlantis XIX
   Atlantis XX
   Atlantis XXI
   Atlantis XXII
   Atlantis XXIII
   Atlantis XXIV
   Atlantis XXV
   Atlantis XXVI
   Atlantis XXVII
   Atlantis XXVIII
   Atlantis XXIX
   Atlantis XXX
   Atlantis XXI
   Atlantis XXII
Discovery
Endeavour
Estación Espacial Mir
Estación Espacial ISS
Programa Ariane
Tecnología STS
¿Donde está la ISS?
Viaje a Marte
Motores Iónicos

 

@José Miguel Esteban

PROGRAMA SHUTTLE ATLANTIS (21) STS-101


Tripulantes: James D. Halsell, Jr. (5) Scott J. Horowitz (3) Mary Ellen Weber (2) Jeffrey N. Williams (1) James S. Voss (4) Susan J. Helms (4) Yuri Vladimirovich Usachev (3)

Duración de la misión: del 19 al 29 de Mayo 2000

 

 

Objetivos de Misión: Ensamblaje de la Estación ISS-03 (SPACEHAB/DM,ICC).

Casi un año después de la última visita a la Estación Espacial Internacional (ISS), el jueves próximo la NASA intentará por cuarta vez lanzar al Atlantis con siete astronautas para una postergada misión de mantenimiento de la plataforma orbital en construcción. El transbordador despegará en la mañana de hoy viernes 19, y regresará la madrugada del 29 de mayo después de haber preparado a la ISS para la llegada, en julio próximo, del módulo ruso Zvezda.
El último transbordador que atracó en la ISS fue el Discovery, lanzado el 27 de mayo de 1999.
Después de tres intentos sucesivos de enviarlo al espacio a fines de abril, frustrados por el mal tiempo, la NASA dejó al Atlantis esperando en la plataforma 39-A y dio paso a varios lanzamientos militares y comerciales que no podían seguir demorándose. Durante este tiempo, todos los sistemas del transbordador se mantuvieron bajo vigilancia y periódicas pruebas, y así seguirá hasta que comiencen los aprestos finales para el despegue.
En la tercera visita a la ISS los astronautas restituirán la redundancia de baterías en la ISS para que afronte con seguridad el acoplamiento automático del módulo Zvezda a mediados de julio. Transbordarán, además, una tonelada de víveres y equipo, y reimpulsarán a la estación hasta su altura original de 400 kilómetros.
Después del paseo espacial llevado a cabo por Jim Voss y Jeff Williams, que tuvo una duración de 6 horas y 44 minutos, los astronautas se dedicaron a realizar diversas tareas de mantenimiento a bordo de la Estación Espacial.
La entrada en el complejo no fue fácil, se necesitaron dos horas durante las cuales se abrieron un total de cinco escotillas.
Siguiendo un protocolo bien establecido, el ruso Yuri Usachev y la estadounidense Susan Helms fueron los primeros en entrar en la Estación (23 de mayo). Ambos, junto a Voss, serán integrantes de la segunda expedición, el próximo año.
El primer objetivo fue la colocación de un conducto de ventilación para mejorar ésta a lo largo de toda la estación. Después Helms y Usachev, reemplazaron dos de las seis baterías del Zarya, así como diverso material asociado. Se instalaron tres nuevos extintores en el Zarya, para sustituir los que ya habían caducado. En el módulo Unity, Horowitz y Voss cambiaron una caja de distribución del sistema de comunicaciones. Mientras, en el Atlantis, Weber preparaba para la transferencia casi una tonelada de materiales. Entre ellos, destaca una cámara Imax, bolsas de basura, una bicicleta ergonómica para hacer ejercicio, etc. Todo ello, así como bolsas llenas de agua, fué almacenado en el Zarya. Se realizaron mediciones del nivel de dióxido de carbono y de la velocidad de circulación del aire, confirmando la buena calidad de la atmósfera.
El día 24 de mayo, se reemplazaron diez detectores de humo que también habían caducado, cuatro ventiladores de refrigeración y una tercera bateria. Halsell y Horowitz usaron los motores del Atlantis para incrementar la altitud de órbita del complejo en unos 15 km. esta operación se repetiria dos veces más hasta alcanzar los 50 km.
Durante el último día de estancia en la ISS, los astronautas completaron la transferencia de materiales hasta totalizar una tonelada y media.Se incluyeron bolsas de agua extraida del sistema de producción del transbordador. Tampoco faltaron libretas, libros, abrelatas, ropa, herramientas, etc.
Por fin, los siete astronautas cerraron las escotillas y se retiraron al Atlantis. La maniobra de separación se produjo a las 6 de la tarde, hora de Houston, del día 26 de mayo. Atrás quedaban 5 días, 18 horas y 32 minutos durante los cuales el Atlantis y la ISS habían sido uno solo.

Lunes, 29 de Mayo 2000.
Aterrizó el Atlantis
Un espectacular aterrizaje nocturno puso fin esta madrugada a la misión que reactivó la construcción de la Estación Espacial Internacional (ISS). El Atlantis y sus siete tripulantes tocaron suavemente la pista 15 del Centro Espacial Kennedy, minutos después de haber comenzado el regreso desde 370 kilómetros de altura. Habían transcurrido 9 días, 20 horas y 9 minutos de viaje espacial.
Tras algunas dudas por un frente de tormenta en las inmediaciones de la pista, el control de Houston dio luz verde al comandante, Jim Halsell, y al piloto, Scott "Doc" Horowitz, para zambullirse hacia la atmósfera. Cuando el Atlantis volaba a unos 800 kilómetros de las costas de la India en pleno Océano Indico, con proa a Australia, Halsell encendió durante tres minutos los poderosos impulsores de maniobras orbitales, con la cola de la nave hacia adelante.
La frenada fue suficiente para que la gravedad terrestre hiciera el resto. El transbordador comenzó a caer a 200 metros por segundo mientras cruzaba sobre el sudoeste de Australia, dejaba a su izquierda a Nueva Zelanda, recorría el Pacífico de Sur a Norte, atravesaba en llamas los Estados del sur de México y se adentraba en la Florida. Después de dar una vuelta por los alrededores de la pista, el Atlantis levantó una gran humareda de caucho quemado al tocar el hormigón a 350 kilómetros por hora, abrió el paracaídas de arrastre para acortar la frenada y un minuto más tarde se detuvo.
Los astronautas debieron esperar a bordo a que las cuadrillas de expertos en descontaminación revisaran la cola del transbordador, donde pudieron haber quedado restos de los combustibles extremadamente tóxicos que usó la nave para maniobrar lateralmente mientras caía. Vistiendo mamelucos azules, a las 4:35 ARG los siete astronautas se reunieron bajo el Atlantis y ante los periodistas, y Jim Halsell expresó la satisfacción de su tripulación por la tarea cumplida. Con baterías, matafuegos y detectores de humo nuevos, la ISS está lista para que en julio se le acople automáticamente el demorado módulo ruso Zvezda. Fue esta la misión número 98 de un transbordador, la 21a. para el Atlantis y el vuelo espacial tripulado 128° en la historia de la NASA.
El Atlantis volverá a volar en Septiembre con la Misión STS-106. Su objetivo será similar al de este último vuelo, pero con la idea de que, por fin, de que el módulo ruso Zvezda, se halle unido a la estación para prepararlo adecuadamente para la primera expedición científica.